10 Obras que debes ver en el Museo Reina Sofía

Guía de las 10 cosas que hay que ver en el Museo Reina Sofía de Madrid

El Reina Sofía es el museo de Madrid que recoge obras de arte desde el siglo XX hasta la actualidad. El edificio que lo alberga, nació como hospital y como tal fue utilizado hasta 1986 cuando se inauguró el Centro de Arte Reina Sofía. En el museo se hace especial hincapié en pintores españoles como Dalí, Miró y Picasso. No sea superficial: no intente ver el Guernica solo en las cabezas de los cien turistas que llegaron antes que usted. Recorra el museo, que tiene tantas obras hermosas, y vuelva a pasar por delante del Guernica a la hora de cerrar. Solo entonces podrá disfrutar realmente de la obra maestra del Maestro.

El Guernica de Picasso

El Guernica de Pablo Picasso ©Museo Reina Sofía

Picasso realizó el gran lienzo en dos meses para presentarlo en la Exposición Universal de Artes y Técnicas de París de 1937.

El cuadro es un manifiesto contra la violencia del ejército franquista durante la guerra civil. Los principales estados europeos no intervinieron en el conflicto, y el gobierno presionó para llevar a Picasso a la Universal, con la esperanza de que, a través de su manifiesto, pudieran obtener ayuda de las potencias europeas. Picasso creó una obra impactante, referida al devastador bombardeo de Guernica, que pintó sin color para enfatizar el dramatismo de la escena y la violencia de la guerra.


El Gran Masturbador Dalí

El Gran Masturbador Dalí ©Museo Reina Sofía

En este cuadro Dalí puso todas sus (no pocas) obsesiones, en primer lugar, como quizás el título sugirió a los más previsores, la sexual.

Apasionado de las teorías freudianas, Dalí las utiliza en clave surrealista para expresar su compleja personalidad. Como en todas sus obras, nada es lo que parece, y la ambigüedad se convierte en un componente más de sus cuadros. La grandeza de Dalí, entre otras cosas, radica en dar una sensación de equilibrio armónico a la escena irreal, a pesar de la gran cantidad de elementos que forman parte de ella.


La caída de Barcelona de Le Corbusier

La caída de Barcelona de Le Corbusier ©Museo Reina Sofía

Otro cuadro inspirado en la guerra, uno de los tres que componen la trilogía de Le Corbusier sobre la guerra civil en Barcelona. “La caída de Barcelona” data de 1939, y fue pintada después de que el arquitecto-pintor-urbanista conociera la noticia del bombardeo de la “capital” de Cataluña durante la guerra civil. Le Corbusier había visitado Barcelona varias veces durante sus viajes y quedó impresionado por la violencia de las tropas franquistas en su represión de los opositores. La representación del miedo es visible en las expresiones de los rostros de los sujetos, y la descomposición de los cuerpos imprime claramente la sensación de destrucción, típica de la guerra.


Chica en la ventana de Dalí en el Reina Sofía de Madrid

Chica en la ventana de Dalí ©Museo Reina Sofía

Dalí experimenta con la profundidad de la imagen, jugando a insertar un cuadro en el cuadro… en el cuadro. “Chica en la ventana” es una matrioska visual: el tema principal.

Ana María, la hermana de Dalí, compite por su atención con el panorama que observa. Los tonos azules de la parte central del lienzo atraen la mirada hacia el paisaje. Pero si te fijas bien, en la puerta de la derecha, hay un reflejo del paisaje, enmarcado en un trozo de ventana: aquí está el tercer cuadro del lienzo. La obra, extrañamente para la producción de Dalí, no tiene ninguna referencia sexual… al menos eso parece.


Tertulia de Ángeles Santos

Tertulia de Ángeles Santos ©Museo Reina Sofía

El cuadro representa a unas mujeres leyendo, fumando y charlando entre ellas en una habitación.

Santos creó este cuadro a principios del siglo XX, cuando “Sexo en Nueva York” aún estaba muy lejos, y la idea de que las mujeres se reunieran en un bar para discutir entre ellas era un auténtico absurdo. Si por un lado se expresa la libertad de estos intelectuales, por otro el ambiente hogareño indica la prohibición de celebrar reuniones al aire libre, como ocurre, por ejemplo, en la representación exclusivamente masculina de la “tertulia del Café de Pombo” de Solana.


Tertúlia del Cafè d Pombo por J.G. Solana

Tertulia del Café d Pombo por J.G. Solana ©Museo Reina Sofía

El cuadro de Solana representa a un grupo de intelectuales españoles en una reunión informal.

Los tonos oscuros, típicos de este pintor, dan a toda la escena un aire exageradamente solemne, como para subrayar la importancia del consejo. El hombre que aparece en el centro del cuadro es Ramón Gómez de la Serna, que encargó la obra al pintor. Sus compañeros son algunas de las principales figuras del panorama intelectual español de la época, entre ellos: los escritores Manuel Abril, Tomás Borrás y José Bergamín, el dibujante José Cabrero y el poeta Mauricio Bacarisse.


Alegría del campo vasco

Alegría del campo vasco
por Daniel Vázquez Díaz ©Museo Reina Sofía

Daniel Vázquez Díaz encontró en el cubismo su particular forma de expresarse, centrada en un uso muy particular del color.

En este cuadro, Vázquez Díaz utiliza una combinación muy armoniosa de formas y colores, haciendo que la angulosidad de las imágenes sea muy suave y relajante. Es como si hubiera una suave ola debajo de la pintura, lo que da a todo el cuadro un flujo sinuoso. El pintor consiguió dar una especie de reverberación a las imágenes, trasladando la tortuosidad del paisaje, incluso a las casas y a los sujetos retratados en el cuadro.


La mujer en azul de Picasso

Mujer en azul de Pablo Picasso ©Museo Reina Sofía

El cuadro puede haberse inspirado en la obra de Velázquez que representa a la reina María de Austria.

Hasta el más grande de los artistas puede quedar decepcionado, y así fue para Picasso, que cuando presentó “La mujer de azul” en la Exposición de Bellas Artes de Madrid, no solo no encontró adeptos, sino que fue criticado por la crítica. Se trata de uno de los cuadros del joven Picasso, que se inscribe en el “periodo azul” del artista. La extravagancia del pintor le llevó a pintar una serie de obras con fuertes tonalidades de azul, señal de la investigación que le llevaría a su inconfundible estilo.


Hombre con pipa de Joan Miró

Hombre con pipa de Joan Miró ©Museo Reina Sofía

Miró odiaba la pintura convencional y declaró en repetidas ocasiones que quería “matarla” literalmente.

En “El hombre con pipa”, esta aversión se ve acentuada por una representación de la figura decididamente desprovista de detalles descriptivos, casi fantasmal e inquietante. Miró, definido por Breton como el fundador del surrealismo, el “más surrealista de todos nosotros”, dirige su atención no al objeto en sí, sino a la forma de trabajarlo en el lienzo. Creó su propio universo de formas que, al principio, confundían al espectador, que luego se dispersaba reconociendo la realidad en la que se inspiraban los cuadros.


Gran Profeta de Pablo Gargallo

Gran Profeta de Pablo Gargallo ©Museo Reina Sofía

Pablo Gargallo es uno de los más grandes escultores españoles del siglo XX, un innovador, pero también un amante de la tradición.

Gargallo utilizó dos formas muy diferentes de esculpir. Algunas obras tienen un estilo muy cercano al clásico, mientras que en otras, como “El Profeta”, Gargallo abraza el estilo vanguardista, rompiendo los espacios, y creando esculturas que impresionan por el bello efecto que se consigue con la sustracción, que deja solo el vacío para llenar los contornos apenas esbozados. Su lectura “inversa” de la realidad, en la que las partes cóncavas del cuerpo humano se transforman en convexas, le convirtió en uno de los artistas españoles más influyentes del siglo pasado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar