Palacio Real de Madrid

Toda la información que necesitas para visitar el Palacio Real de Madrid. Historia, arquitectura, cómo llegar, horarios y precios de las entradas.

El Palacio Real de Madrid es la residencia de la familia real española, pero solo se utiliza para actos oficiales; de hecho, la familia real no vive allí, sino en el Palacio de la Zarzuela. El palacio se levanta en el lugar donde en el siglo IX el reino musulmán de Toledo construyó una estructura defensiva que posteriormente fue utilizada por la familia real castellana. En este lugar, en el siglo XVI, se construyó el Antiguo Alcázar, que fue destruido por un devastador incendio en la noche de Navidad de 1734. Felipe V mandó reconstruir el palacio en el mismo lugar, pero solo de piedra y sin una sola pieza de madera (salvo el mobiliario) para evitar futuros incendios. Las obras duraron de 1738 a 1755; el primer soberano que se instaló en el palacio fue Carlos III en 1764. El aspecto exterior del Palacio Real de Madrid es compacto, de formas limpias, como querían los dos arquitectos. Sacchetti y Ventura Rodríguez, encargados por el soberano de modificar la fachada.


Plaza de la Armería

La visita al Palacio Real de Madrid parte del patio de la Plaza de la Armería, flanqueado por largos soportales. Si se encuentra en Madrid el primer miércoles de cada mes (excepto en julio y agosto), podrá asistir al cambio de guardia que tiene lugar en plena plaza. No te pierdas la visita a la Real Armería, a la que se accede por los soportales al oeste de la plaza. Una magnífica colección de armas y armaduras utilizadas por los reyes de España y otros miembros de la Familia Real, como las de Carlos V y Felipe II.


Salón de Alabarderos, Salón Columnas y Salón del Trono

La visita a las salas comienza tras subir la monumental escalera principal que conduce a la primera planta: aquí se encuentra el Salón de Alabarderos, con un techo pintado al fresco por Tiepolo, espléndidos tapices y algunos cuadros de Luca Giordano. A continuación se encuentra el Salón de Columnas, donde hay varios tapices tejidos en Bruselas con diseños de Rafael y que representan los Hechos de los Apóstoles. En esta sala se expuso el cadáver del dictador Franco y aquí se celebró la ceremonia oficial de ingreso de España en la Comunidad Europea. A continuación nos encontramos con el Salón del Trono, que tiene el mismo aspecto desde la época de Carlos III. Los frescos son de Tiepolo y representan la Alegoría de la Monarquía Española. Los muebles dorados se fabricaron en Nápoles, donde reinaba Carlos III. Los espejos, enormes y muy caros para la época, fueron realizados por la Real Fábrica de La Granja, mientras que las lámparas de araña proceden de Venecia, al igual que los leones dorados que defienden el trono de los Reyes.


Los aposentos de Carlos III

Las habitaciones que conducen a los aposentos de Carlos III llevan el nombre de Mattia Gasparini, el artista napolitano que se encargó de su decoración. Empezamos por la Saleta de Gasparni, utilizada por Carlos III como comedor, seguida de la antesala, con 4 cuadros de Goya que retratan a Carlos IV y María Luisa. La siguiente sala es el dormitorio de Carlos III, seguido de la Sala de porcelana, bellamente decorada con azulejos y un gran planetario. Esta era la sala destinada a los hombres fumadores, mientras las mujeres hablaban y comían chocolates en el cercano Salón Amarillo. Le sigue la sala del Comedor de Gala, lugar oficial de los banquetes de la corte e, inmediatamente después, la sala más hermosa de los apartamentos y la Sala de Relojos, con muchos relojes, algunos de ellos muy valiosos. En las siguientes salas hay platos, piezas de orfebrería y muchos instrumentos musicales, entre ellos unos Stradivarius muy raros y una hermosa guitarra de 1796, todo ello decorado con nácar. Al final del recorrido se encuentra la Real Capilla con imponentes columnas de mármol y la Real Farmacia, con jarrones de mayólica.


Jardines del Campo del Moro

El Palacio Real de Madrid está rodeado por tres lados por el Campo del Moro, unos hermosos jardines que toman su nombre del hecho de que durante el asedio musulmán a Madrid los moros tenían aquí su campamento. Los jardines fueron trazados a mediados del siglo XIX durante el reinado de Isabel II siguiendo el gusto inglés de la época. Al final de los jardines hay un museo de los carruajes utilizados por la familia real a lo largo de los siglos.


Horarios y entradas del Palacio Real de Madrid

Cómo llegar al Palacio Real de Madrid: Puede llegar al Palacio Real de Madrid en las líneas de autobús 3, 25, 39 y 148 y en las líneas de metro 5 y 2 en la estación de Ópera.

Horarios de apertura

Invierno: de lunes a domingo: de 10 a 18 horas.
Verano: (1 de abril – 30 de septiembre): De lunes a domingo: de 10 a 20.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar